¿No te mueves lo suficiente? Te damos algunas claves para poner en marcha tu cuerpo.

Al menos un 60% de la población no realiza la actividad necesaria para obtener beneficios para la salud, según los datos de la Organización Mundial de la Salud. Esto se debe en parte a comportamientos sedentarios durante la actividad laboral y al poco compromiso con el ejercicio durante el tiempo de ocio.

Nuestro cuerpo, diseñado para moverse, pasa demasiadas horas sentado: 40 en la oficina, cinco más en el coche o en el autobús, y algunas más en el sofá. Esta falta de movimiento puede provocar mayor tensión en las cervicales, acortamientos de los gemelos e isquiotibiales, flacidez en el abdomen y menor calidad ósea.

Hábitos para ser más activo

Te contamos algunos trucos para contrarrestar los efectos del sedentarismo en tu cuerpo:

1. Olvidarse del ascensor: subir escaleras es un ejercicio aeróbico donde se trabajan las piernas, especialmente cuádriceps y glúteo al subir, y femoral y glúteo al bajar. Si trabajas o vives en el piso 9, hazlo progresivamente, sube hasta el 4º en ascensor y luego ve a pie.

2. No más de 6 horas: busca una razón para levantarte y evitar estar sentado 6 horas seguidas. Puedes beber agua, por ejemplo. En lugar de tener contigo una botella de 1,5 litros, coge una de 250 ml y levántate a menudo para rellenarla.

3. Ejercicios de piernas: lo aconsejable es sentarse y levantarse de la silla 10 veces por hora. Así estamos haciendo sentadillas. Antes de ponerte en pie, haz círculos con los pies hacia la derecha y 10 hacia la izquierda.

Una vez levantado, eleva los talones y ponte de puntillas de 10 a 15 veces. Con esto activarás la circulación y evitarás el «embotellamiento» de las piernas.

4. Estiramientos: desentumece las lumbares en la silla. Sentado, con los pies apoyados en el suelo y las piernas separadas a la anchura de las caderas, déjate caer y relájate sobre tus piernas realizando 2-3 respiraciones profundas.

Para estirar las cervicales, coge tu oreja izquierda con la mano derecha y tira del cuello hacia el lado izquierdo durante 45 segundos.

5. Evita la comida pesada: consume alimentos que sean densos en energía, como los vegetales y la fruta, y descarta los que den picos de azúcar (bollería industrial). Ten a mano una bolsa de frutos secos naturales o tostados, fruta o yogurt.

6. Bebe más agua: hidratarse es esencial para todas las funciones del organismo. Se recomienda al menos 6 vasos de agua diarios, alrededor de 1,5 litros. El café también es beneficioso, siempre que no sean más de 3 tazas, y lo tomemos sin azúcar.

Como ves, la idea es que no pasemos tantas horas sentados. Podemos ponernos una alarma en el móvil para levantarnos cada media hora o cada hora. O aprovechar cualquier ocasión para vencer la pereza, ponernos en pie y caminar.

¡Sé proactivo y vence al 'sitting'!