Llega al lugar de vacaciones sin prisas y con plena energía

La mayoría de los españoles elige el vehículo particular para llegar a su destino de vacaciones. Aunque muchos ya hace meses que planean el viaje, otros aún están por iniciarlo. Quizás se trate de un trayecto largo, con retenciones, en el que habrá que combatir el calor, el cansancio y el aburrimiento.

La Dirección General de Tráfico detectó en 2017 cerca de 89 millones de desplazamientos por carretera. Este año las previsiones son muy similares. Para evitar posibles incidentes sobre el asfalto y vivir un trayecto ameno, sano y sin peligros, repasamos algunas recomendaciones.

Gestos para conducir con salud

1. Planificar el viaje: intenta pensar en la ruta más segura con antelación, con el fin de evitar imprevistos. El servicio de tráfico dispone de varios canales (apps, twitter y boletines de radio) donde informa de la situación en las carreteras.

2. Revisar el coche: antes de sentarte frente al volante, asegúrate de que el vehículo está en buenas condiciones. Si no es así, elige otro medio de transporte. En los últimos años, el 4% de los vehículos implicados en accidente no tenían la ITV en regla.

3. Apóyate en el respaldo: coloca bien el asiento del conductor, la espalda tiene que quedar totalmente apoyada al respaldo. Si tienes que inclinarte hacia adelante para conducir, te harás daño en la zona de los omoplatos y en la parte lumbar.

4. Sitúa bien el reposacabezas: el reposacabezas es un elemento de seguridad, no de confort. Está pensado para evitar un posible latigazo cervical en caso de accidente, no para apoyar la cabeza. Mira que la parte de arriba del reposacabezas coincida con la parte de arriba de tu cabeza.

5. Respeta la velocidad: no sobrepases la velocidad indicada en cada vía, y mantén la distancia de seguridad con el vehículo precedente. Ve atento a lo que ocurre dos o tres coches por delante, así podrás anticiparte a imprevistos. Controlar la velocidad es también un buen método para ahorrar combustible.

6. Haz paradas: realiza descansos cada dos horas o cada 200 kilómetros. La fatiga y el sueño en la conducción pueden ser causa de accidente. Sal del coche, estírate e intenta moverte un poco. Lo ideal es caminar y realizar unos estiramientos para facilitar el retorno venoso en las piernas.

7. Beber agua: la mejor forma de mantenerse hidratado es ingerir agua fría mientras se conduce, sobre todo en las horas de más calor. Nada de consumir alcohol. Tampoco se aconseja beber café ni bebidas energéticas, ya que favorecen la deshidratación y pueden producir alteraciones en el sistema cardiovascular.

8. Comer ligero: las comidas copiosas (también algunos medicamentos) pueden producir somnolencia y disminuir la capacidad de atención al volante. Es preferible ingerir platos con más vegetales que carnes (como ensaladas o gazpachos), y picar distintas frutas entre horas.

9. Carga el móvil: verifica que tu teléfono móvil tiene la batería cargada antes de meterte en el coche, puesto que será vital en caso de emergencia. Puedes también llevar otros dispositivos tecnológicos (tablets, ebook, pc), para buscar rutas alternativas o entretener a los más pequeños.

El viaje a tu destino forma parte de las vacaciones. ¡No tengas prisa y disfruta del camino!