Aquí tienes las mejores ideas para disfrutar del verano, ejercitar el cuerpo y refrescarte

El verano nos acerca a la playa. Aprovechando que los días son más largos, que tenemos más tiempo libre y que nos sentimos más enérgicos, muchos se sienten más motivados para practicar deportes cerca del mar.

Según el Instituto de Ciencias de la Salud y la Actividad Física, realizar ejercicio físico tanto en la arena como dentro del agua aporta unos beneficios extra a nuestro bienestar. Te contamos qué actividades son las más adecuadas para realizar en la playa, con las que ejercitar tu cuerpo, divertirte en compañía y disfrutar del sol y la naturaleza.

1. Natación

Nadar es un deporte sencillo que, prácticamente, puede hacer cualquier persona, también aquellas con problemas en la articulaciones y huesos, y las mujeres embarazadas. Esto es así porque nuestro peso dentro del agua disminuye un 10%, lo que facilita el movimiento.

Aprovecha el mar para refrescarte y nadar a crol (estilo libre) o braza. Cuando movemos los brazos al compás de las piernas trabajamos la flexibilidad, la fuerza y la resistencia, mejoramos nuestra capacidad respiratoria y salud cardiovascular.

2. Vóley playa

El vóley sobre la arena tiene aún más ventajas que sobre pista, ya que este terreno supone un mayor trabajo de piernas y de espalda, lo que implica que el cuerpo gaste más energía y consuma más calorías. Además, al pisar en una superficie blanda se reduce el impacto articular.

Cada vez hay más espacios preparados con redes para practicar vóley playa, considerado una disciplina olímpica, por lo que tan solo necesitaremos llevar con nosotros un balón.

3. Surf

Los surferos aseguran que se trata de un deporte entretenido, que alivia el estrés y engancha desde el primer día. Hacer surf ayuda a fortalecer los brazos y las piernas, así como a tonificar glúteos y abdominales.

Hoy día existen numerosas escuelas que enseñan cómo manejar la tabla, cómo coger olas y cómo surcar sobre ellas. Para los principiantes, lo mejor es iniciarse en aguas calmadas.

4. Snorkel

Es la modalidad superficial del buceo, más al alcance de todos y que requiere solo de unas gafas de bucear. Para practicarlo no necesitamos titulación homologada, ya que no se emplea una bomba de oxígeno para sumergirse a gran profundidad. Y, a cambio, nos permite vislumbrar auténticas maravillas submarinas.

Moverse por el agua ayuda a tonificar el cuerpo, activar la circulación sanguínea y reafirmar los músculos. Con un tubo para respirar y un par de aletas podremos desplazarnos con más soltura por el mar.

Cuando realices alguno de estos deportes, no te olvides de hidratarte bien, evitar las horas de más calor y protegerte del sol con un fotoprotector de amplio espectro (FPS de 20 o superior).