¿Sabes qué componentes de los alimentos son fundamentales para nuestra salud?

Los nutrientes son sustancias esenciales para la vida que nos proporcionan energía y, además, pasan a formar parte de nuestras estructuras y nuestro organismo.

Estos componentes son de vital importancia, ya que no solo funcionan como gasolina en nuestro cuerpo, sino que acaban transformándose en cabello, uñas, músculos, piel, huesos o sangre.

Asimismo, hay una serie de nutrientes que nuestro cuerpo necesita de manera continua para tener un bienestar óptimo, y que deben estar presentes en una alimentación saludable.

¿Qué nutrientes esenciales hay?

Hay 6 grandes grupos de nutrientes que se clasifican según su estructura química y que no pueden faltar en nuestros menús:

1. Agua: no solo hidrata, sino que regula la temperatura del cuerpo y disuelve sustancias. Hay que beber 2 litros diarios, una cantidad fácil de alcanzar ya que el agua está presente en la mayoría de alimentos.

2. Vitaminas:. es vital ingerirlas mediante las verduras, hortalizas, frutas, leche o bebidas vegetales puesto que el organismo no puede sintetizarlas. Sin ellas, enfermamos. Aparte, se encargan de los procesos metabólicos, como la circulación de la sangre o la digestión.

3. Minerales: crean hormonas y enzimas, equilibran los líquidos corporales y son parte de la sangre, los huesos y los dientes. Aunque no nos proporcionan energía, son básicos, algunos de ellos, incluso, en gran cantidad, como el calcio y el fósforo. Provienen de la tierra, pero se pueden obtener a través de animales y vegetales.

4. Lípidos: tendrían que representar el 30% de nuestras calorías diarias. Aportan energía, participan en la absorción de algunas vitaminas y protegen los nervios y los vasos sanguíneos. Los frutos secos, el aceite de oliva virgen o las semillas de girasol son algunos alimentos que nos aportan grasas saludables.

5. Proteínas: transportan los nutrientes, forman parte de la piel y los músculos, y cumplen una triple misión, defensiva, digestiva y hormonal. Las encontramos en legumbres, huevos, carnes, pescados y queso. Deberían constituir un 15% de las calorías diarias.

6. Hidratos de carbono: son la principal fuente de energía. Igualmente, conforman anticuerpos, nos alimentan la flora intestinal y sirven de almacenamiento de la energía. Necesitamos que sean el 50% de las calorías ingeridas. Están presentes en los cereales, legumbres, patatas, frutos secos y frutas.

Aparte de estos nutrientes esenciales, existe otro componente de la alimentación sin el cual no podríamos vivir: la fibra. No se considera un nutriente (no se puede digerir y no reporta calorías), pero es necesaria para el organismo, ya que ayuda al buen funcionamiento de nuestros intestinos.