Te explicamos esta herramienta que revela la probabilidad de desarrollar la enfermedad.

El Test de Findrisk es una instrumento que sirve para evaluar el riesgo de contraer diabetes tipo 2 en el futuro. Mediante un cuestionario de preguntas sobre el consumo de vegetales, el peso o la actividad física que realizamos, se obtiene una nota (cuánto más alta, mayor es el riesgo), que puede ayudarnos a mejorar algunos hábitos para nuestra prevención.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no emplea eficazmente la insulina que fabrica. Este fallo hace aumentar el azúcar en sangre (hiperglucemia) y, con el tiempo, puede dañar varios órganos.

La diabetes tipo 1 (insulinodependiente) se caracteriza por la ausencia de síntesis de insulina. La tipo 2 (no insulinodependiente) se origina por la incapacidad del cuerpo para usar correctamente la insulina, lo que a menudo es por un exceso de peso o por inactividad física.

Preguntas de Findrisk

El Test de Findrisk es un instrumento de cribado, desarrollado en Finlandia (de ahí su nombre), que estima la probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2 en los próximos 10 años.

Esta escala se conforma de 8 preguntas, las respuestas de cada cual tiene asignada una puntuación concreta, variando la nota final entre 0 y 26.

1. Edad: generalmente, a más edad, más riesgo. No obstante, en las últimas décadas hay una fracción destacada de la población infantil que presenta varios marcadores relacionados con la diabetes.

2. Perímetro de cintura: cuánto mayor es el perímetro, mayor cantidad de grasa y, probablemente, mayor riesgo de desarrollar síndrome metabólico y diabetes tipo 2.

3. Índice de masa corporal: se calcula dividiendo el peso (kg) entre la altura (m2).

4. Alimentación: esta cuestión se centra en averiguar nuestro consumo de frutas y hortalizas. Y es que los alimentos vegetales aportan más nutrientes, y su ingesta desplaza otros productos procesados no recomendados .

5. Actividad física: estudios han demostrado que las personas más sedentarias tienen una peor gestión metabólica del nivel de glucosa en insulina y sangre.

6. Medicación: aquí se nos pregunta si tomamos algún fármaco para la hipertensión. Ya que se estima que el 40% de los diabéticos padecen también alta tensión arterial.

7. Predisposición genética: cuestión que se centra en descubrir si hay antecedentes familiares, debido a que este factor podría estar asociado.

8. Episodios de hiperglucemia: se ha contrastado que mujeres con diabetes gestacional tienen mayor probabilidad de sufrir posteriormente diabetes tipo 2.

Una vez cumplimentado el test, se suman los puntos de cada pregunta. Un resultado de más de 14 puntos puede indicar un riesgo de diabetes.

Aunque puede servirnos de guía para mejorar nuestros hábitos de vida, el test Findrisk no puede sustituir un diagnóstico médico. Si el resultado es alto, pregunta a un profesional sanitario para contrastarlo y realizar otras pruebas de diagnóstico.