Una alimentación sana y la práctica de ejercicio te ayudarán a volver a tu peso.

Seguramente las navidades nos han cubierto de regalos, momentos entrañables y suculentas y abundantes comidas. Pero, aunque en alegría, esto también puede traducirse en digestiones pesadas, acidez y sedentarismo. Es momento de volver al redil, superar los excesos y ponernos en forma de nuevo.

Una alimentación equilibrada y hacer actividad física diaria serán las claves para recuperar o mantener un peso saludable. No tengas prisas por ‘desintoxicarte’ ni por perder kilos en poco tiempo. Se trata de un proceso de recuperación y aprendizaje de hábitos sanos que, a largo plazo, nos ayudarán a estar mejor física y emocionalmente.

Operación post-navidad

  1. Actívate: calienta con ejercicios cardiovasculares, como caminar, aunque sea en el sitio, levantando bien las rodillas o subiendo y bajando escaleras, o en una bicicleta estática durante 10 minutos.
  2. Tonifica abdominales: boca arriba con rodillas flexionadas. Despega los hombros del suelo mientras espiras y baja sin llegar a apoyar en el suelo. Después, sube el tronco y estira alternativamente las piernas manteniéndolas en el aire. Haz 3 series de 25 repeticiones.
  3. Mueve las piernas: realiza lunges para trabajar todos los músculos de las piernas. Da una zancada amplia, baja la rodilla de la pierna retrasada hasta que toque casi el suelo. Vuelve a la posición inicial. Repite 25 veces antes de cambiar de lado. Haz tres series.
  4. Máximo esfuerzo: termina esta rutina de ejercicios con un súper esfuerzo cardiovascular realizando 10 burpees en el menor tiempo posible. En cuclillas, echa las dos piernas hacia atrás con los pies juntos y haz una flexión. Recoge las piernas para volver a la posición inicial. Levántate de un salto y da una palmada en el aire.
  5. Vuelve a la alimentación sana: no es necesario que hagas un régimen estricto durante meses. Basta con volver a los menús equilibrados y completos como los de la dieta mediterránea habitual. Esto es, comer cinco veces al día, tomar 5 raciones de frutas y verduras, beber mucha agua y abstenerse de los dulces y el alcohol durante una temporada.

Realiza esta tabla de entrenamiento 3 días a la semana durante 15 días. Pero, sobre todo, ve poco a poco, empieza con sesiones más suaves o distancias más cortas.

Antes de recurrir a dietas milagro o regímenes estrictos de dudosa efectividad, consulta con un  nutricionista.