Existen tres tipos de diabetes: diabetes tipo 1, diabetes tipo 2 y diabetes gestacional

La diabetes es una enfermedad crónica que se produce cuando el páncreas no es capaz de fabricar insulina suficiente o el organismo no la utiliza de forma eficaz.

Existen tres tipos de diabetes: diabetes tipo 1, diabetes tipo 2 y diabetes gestacional. La diabetes tipo 1 suele diagnosticarse antes de los 35 años y, según la Organización Mundial de Salud, se caracteriza por una producción deficiente de insulina, por lo que hay que administrarla diariamente. Entre los síntomas más frecuentes destacan: aumento de la sed y de las ganas de orinar, pérdida de peso, aumento del apetito, cansancio y visión borrosa.

La diabetes tipo 2 se diagnostica, por lo general, a partir de los 40 años y se produce cuando el cuerpo no es capaz de utilizar la insulina de forma adecuada. Suele presentar los mismos síntomas que la diabetes tipo 1, pero en etapas más tardías y no en el inicio de la enfermedad.

Por su parte, la diabetes gestacional, destaca la Fundación Española del Corazón, aparece durante el embarazo y después del parto. Se diagnostica por pruebas prenatales.

TRATAMIENTO PARA LA DIABETES

Para la diabetes tipo 1, el tratamiento consiste en la administración de insulina de por vida para manejar los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre. Según el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Riñón, hay varios tipos de insulina disponibles dependiendo de su acción y efecto en el tiempo: de acción rápida, de acción corta, de acción intermedia y de acción prolongada.

Por otro lado, para controlar la diabetes tipo 2 y la diabetes gestacional se debe llevar una dieta saludable y hacer ejercicio físico con regularidad. También puede ser necesario el uso de antidiabéticos orales.

Entre los grupos de alimentos que se deben consumir están las verduras, frutas, proteínas, lácteos bajos en grasa y granos integrales. Por el contrario, el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Riñón recomienda evitar alimentos fritos y ricos en grasas saturadas, alimentos con alto contenido en sal, dulces y bebidas con azúcares añadidos.

¿QUIÉN TIENE MÁS RIESGO DE DESARROLLAR DIABETES?

La Fundación Española del Corazón destaca, entre otros, estos factores de riesgo: tener antecedentes familiares de diabetes, sedentarismo, hipertensión, haber tenido diabetes gestacional, alteración en el colesterol, antecedentes de enfermedad cardiovascular y tener ovarios poliquísticos.