Los síntomas más comunes incluyen tos seca, fiebre y falta de aire

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define los coronavirus como una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos.

En concreto, en los humanos, los coronavirus causan infecciones respiratorias, desde un simple resfriado a enfermedades más graves como el síndrome de Oriente Medio (MERS) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS).

En este sentido, la Covid-19 es la enfermedad infecciosa causada por el coronavirus que apareció por primera vez en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

Según la OMS, los síntomas más comunes incluyen tos seca, fiebre y falta de aire. Además, algunas personas pueden presentar dolor de garganta, diarrea, malestar general y congestión nasal.

La mayoría de la población que padece la enfermedad no presenta sintomatología y alrededor del 80% se recupera de ella sin necesitar un tratamiento especial.

Por otro lado, aproximadamente 1 de cada 6 personas que padecen la enfermedad, tiene complicaciones y dificultad para respirar.

En concreto, las personas de avanzada edad o que tienen patologías previas, como problemas cardiacos, diabetes o hipertensión, son las que tienen más probabilidades de sufrir complicaciones.

Los síntomas pueden aparecer de 2 a 14 días después de la exposición.

¿CÓMO SE PROPAGA EL CORONAVIRUS?

Tal y como recuerda la Organización Mundial de la Salud, el coronavirus se puede propagar por el contacto directo con las partículas procedentes de la nariz o boca de una persona infectada.

Si estas partículas caen sobre objetos y superficies, otras personas tocan dichos objetos y superficies y luego se llevan las manos a los ojos, nariz o boca, podrían contagiarse.

Por esta razón es importante mantenerse a dos metros de distancia de una persona que tenga coronavirus.

No está comprobado que el coronavirus se transmita por vía aérea.