Es un proceso adaptativo a la vida laboral después de un periodo de descanso que produce molestias psicológicas y/o físicas

Las vacaciones se asocian con el descanso, la relajación, la paz, la interrupción de la vida cotidiana, la plenitud y la felicidad.

Por el contrario, la vuelta a la rutina provoca tristeza, cansancio, apatía, malestar general, falta de motivación o ansiedad. Es lo que se conoce como ‘’síndrome postvacacional’’, un proceso adaptativo a la vida laboral después un periodo de descanso que produce molestias psicológicas y/o físicas.

Las personas más propensas a padecer este síndrome, al parecer,  son aquellas que por alguna razón no se sienten cómodas en su trabajo; aquellas que idealizan el periodo de vacaciones como la culminación de su bienestar personal; o aquellas que tienen baja tolerancia a la frustración, es decir, son más sensibles a todo aquello que no les resulta agradable.

Aunque la duración de este ‘’trastorno’’ es baja, ya que no suele sobrepasar los 10 o 15 días, si se prolonga más tiempo de lo habitual, la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria destaca que sería necesario consultar con un profesional médico, ya que podríamos estar ante otro tipo de problema que necesitaría una atención diferente.

CONSEJOS PARA COMBATIR EL SÍNDROME POSTVACACIONAL

  • No volver de las vacaciones justo el día anterior a la incorporación al trabajo. Es mejor dejar un periodo de adaptación para regresar de forma relajada y anticipada.
  • La intensidad para hacer las actividades debe ser gradual, de menos a más, y no de forma brusca e intensa.
  • En los días previos a la vuelta al trabajo, la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria recomienda regular los horarios y el reloj biológico, es decir, acostarse y levantarse en los horarios habituales.
  • Practicar ejercicio de forma moderada, aunque solo sea caminar, puede ayudarnos a eliminar el estrés y a hacernos sentir mejor durante la semana laboral.
  • Evitar tener una actitud de queja y malestar todo el día es esencial. Para ello, la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria aconseja pensar en lo positivo de nuestro trabajo y centrarnos en cosas que nos gustan o hacemos bien.
  • El Instituto Superior de Estudios Psicológicos también recomienda empezar a planear el próximo viaje, ya que esto permitirá recobrar la ilusión y afrontar con energía las primeras semanas de la vuelta al trabajo.
  • Afrontar la vuelta al trabajo como un periodo para desarrollar nuevas actividades y experimentar el crecimiento personal.