Entre los nutrientes de la remolacha destacan la fibra, los minerales (potasio, calcio, hierro, fósforo y sodio) y las vitaminas

Para llevar un estilo de vida saludable, además de hacer ejercicio físico con regularidad, debemos optar por alimentos que cubran todas nuestras necesidades nutricionales en las diferentes etapas de la vida.

Asimismo, para que una dieta saludable sea equilibrada, los nutrientes deben estar repartidos guardando una proporción entre sí. Según la Asociación Española de Afectados por Linfoma, Mieloma y Leucemia, los hidratos de carbono deben suponer entre un 55 y un 60% de las kcal totales al día; las grasas, entre un 25 y un 30%; y las proteínas, entre un 12 y un 15%.

También es importante que la alimentación sea variada e incluya todo tipo de alimentos: lácteos, frutas, verduras, hortalizas, cereales, legumbres, carnes, aves,  pescados, etc.

En este sentido, una de las hortalizas con más beneficios y propiedades para la salud es la remolacha, un alimento muy bajo en calorías gracias a que el 89% de su composición es agua. El 11% restante, según la Fundación Alimentación Saludable, se compone de hidratos de carbono en pequeñas cantidades, un bajo aporte de proteína y casi nada de grasa.

Entre los nutrientes de la remolacha destacan la fibra, los minerales (potasio, calcio, hierro, fósforo y sodio) y las vitaminas.

BENEFICIOS DE LA REMOLACHA

Gracias a su aporte de fibra, la remolacha es un alimento perfecto para ayudar a regular el tránsito intestinal.

Asimismo, la Fundación Alimentación Saludable destaca que, debido a su alto contenido en potasio, contribuye a regular la tensión arterial. De hecho, diversos estudios han observado una reducción de la tensión cuando se toma jugo de remolacha de forma diaria. También, el potasio previene problemas cardiovasculares y del sistema nervioso.

Por otro lado, los flavonoides que contiene son un potente anticancerígeno, que podrían ayudar a reducir el riesgo de padecer determinados tipos de cáncer.

También, debido a su alto aporte en ácido fólico, es un alimento muy recomendado para las mujeres, especialmente las embarazadas.