A cualquier hora del día lo que importa es elegir alimentos de calidad.

Picoteo, tentempié o snack suele identificarse con la ingesta de productos muy calóricos, ultraprocesados, con grasas saturadas y mucha sal. No parece, por tanto, una opción saludable. De ahí que la frase “picar entre horas” sea casi un pecado pensarla y, más todavía, proponerla.

Pero lo que de verdad importa es que nuestra alimentación sea de calidad. Cada vez que comamos, también cuando lo hagamos entre horas, nos conviene realizar una adecuada combinación de alimentos. Y estas son algunas máximas:

  • Comer muchos vegetales (frutas, verduras, hortalizas y legumbres) y cereales (pan, pasta, arroz).
  • Consumir más aves y pescado que carne roja.
  • Cocinar con aceite de oliva y poca sal (mejor si es yodada).
  • Usar técnicas culinarias como plancha, horno, cocido o vapor y menos fritos, empanados y rebozados.
  • Evitar comida precocinada y los alimentos con grasas saturadas, trans o hidrogenadas y aceites de coco y palma.
  • Acompañarlo con agua, la bebida más sana y la única necesaria.

6 snacks saludables

Te proponemos 6 ideas saludables para tus snacks del verano. No tendrás que renunciar a un momento de placer gastronómico, sea la hora que sea:

  1. Chips de plátano: pela la fruta y córtala en láminas, lo más finas posibles. Introdúcelas sobre una placa antiadherente en el horno ya precalentado (a una temperatura suave). Unta los trocitos con una cucharadita de aceite de oliva. Cuando el plátano tenga un color acaramelado (puede tardar entre 1,5 y 4 horas en función del grosor), puedes sacarlas y estarán listas para comer.
  1. Palitos de zanahoria con salsa de yogur: corta una zanahoria en tiras finas y colócala en un recipiente. Aparte, mezcla dos yogures, un diente de ajo picado, un poco de azúcar, sal, pimienta blanca, medio zumo de limón y aceite de oliva. Añádele un poco de cebollino picado. 
  1. Polo de mango, plátano y frambuesa: tritura un mango y un plátano. Cuela las semillas que hayan podido quedar. Tritura las frambuesas con el zumo y coloca pequeñas porciones en el fondo de cada molde y luego añade la mezcla de mango y plátano. Mete los moldes en el congelador y espera por lo menos 2 horas. 
  1. Crema de cacahuete: hornea los cacahuetes crudos y pelados en el horno a 180º hasta que empiecen a dorar (10 minutos aproximadamente). Cuando estén fríos, los trituramos hasta que se forme una crema. Guárdala en un recipiente hermético. Puede tomarla en sándwich o tostadas y combinarlo con fruta. 
  1. Palomitas de maíz caseras: unta con unas gotas de aceite la sartén y, cuando esté bien caliente, coloca los granos de maíz. Cuando empiecen a explotar, se baja la temperatura y la sartén se mueve continuamente para que los granos no se quemen. Con una pizca de sal, estarán más sabrosas.
  1. Mix de frutos secos al natural: escoge los frutos secos que más te gusten en su modalidad natural y sin procesar (que no estén fritos ni salados). Por ejemplo, puedes mezclar almendras, avellanas y nueces.

Como ves, la calidad es lo que importa. Tan solo hace falta ser un poco más originales y escoger para nuestro picoteo alimentos que nutran de una forma adecuada nuestro organismo. ¡Pica y disfruta!