La clave del Pilates es trabajar a partir del centro del cuerpo, es decir, la zona comprendida entre la caja torácica y la pelvis

El método Pilates, o simplemente Pilates, es una disciplina creada por Joseph Hubertus Pilates a principios del siglo XX. Tiene como objetivo el desarrollo del estado físico y mental de las personas a través de ejercicios que, por lo general, se realizan en el suelo.

La clave del Pilates es trabajar a partir del centro del cuerpo, es decir, la zona comprendida entre la caja torácica y la pelvis, y cuyo eje está formado por la columna vertebral. Tal y como señalan en el libro ‘’Pilates, el entrenamiento fitness para el cuerpo y la mente’’, en esta zona se incluye toda la musculatura que la rodea, a la vez que todos los órganos vitales. Los hombros y las caderas la unen a los brazos y las piernas.

PRINCIPIOS DEL PILATES

Según la Organización de Consumidores y Usuarios, el Pilates se basa en cinco principios básicos.

  • Control y concentración: esto permite una atención cognitiva total para controlar la parte del cuerpo que se trabaja.
  • Centro: los movimientos parten de los músculos del core para transmitirlos hasta las extremidades.
  • Fluidez: los ejercicios deben ser lentos y fluidos, y no bruscos y antinaturales.
  • Precisión:cada movimiento se realiza para un determinado fin, por lo que se debe realizar con calidad y exactitud.
  • Respiración: existe una respiración determinada para cada ejercicio, lo que facilita su ejecución.

BENEFICIOS DEL PILATES

Para la Federación Española de Actividades Dirigidas y Fitness, aprender a respirar correctamente en Pilates favorece la relajación y permite concentrarnos en la conexión con todas las partes del cuerpo.

También, según diferentes estudios científicos, los ejercicios que se practican y la forma en la que se practican mejoran la postura corporal y tonifican los músculos que sostienen la columna, reduciendo así el dolor que provocan las malas posturas. Asimismo, evitan que vuelvan a producirse nuevas tensiones.

Igualmente, los ejercicios del Pilates hacen que el cuerpo mejore la forma física, disponga de más energía y esté más preparado para enfrentarse a los retos del día a día.

En el embarazo, el Pilates fortalece el suelo pélvico y ayuda a tener un parto más rápido. Después de dar a luz, reduce los síntomas de incontinencia urinaria.

¿QUÉ PERSONAS DEBERÍAN PRACTICAR PILATES?

El Pilates está indicado para todas las personas que quieran  mejorar su estado físico y mental. Por ejemplo, es un entrenamiento perfecto para los bailarines, ya que los ejercicios que se practican permiten que se centren y estabilicen; y para los deportistas, que utilizan el Pilates como un método complementario a sus ejercicios.

También es bueno para los trabajadores cuya profesión exige mucho de su cuerpo, porque les ayuda a relajarse y eliminar las tensiones acumuladas.

Para los que quieran llegar en buena forma a una edad avanzada, el Pilates es el método perfecto; al igual que lo es para las personas que después de pasar por operaciones, lesiones o enfermedades, quieren fortalecer su cuerpo y mejorar el tono muscular.