Uno de los errores más frecuentes que cometemos es empezar a hacer ejercicio a gran intensidad desde el principio

Hacer deporte es muy beneficioso para la salud, tanto a nivel físico como a nivel mental. Pero, ¿puede tener contraindicaciones? Si lo hacemos mal, sí.

Y es que, en la práctica deportiva no todo vale. Tenemos que tener en cuenta nuestro nivel físico, el tipo de deporte que vamos a realizar, el tipo de ropa que debemos llevar… Todos estos factores influyen y es muy importante tenerlos presentes para no sufrir problemas mayores.

En este sentido, uno de los errores más frecuentes que cometemos es empezar a hacer ejercicio a gran intensidad desde el principio, incluso cuando llevamos mucho tiempo sin realizarlo. Debemos dejar a un lado las prisas y empezar de forma progresiva, aumentando la intensidad a medida que llevamos más tiempo.

Otro error frecuente es no llevar la ropa y el calzado adecuado. Debemos elegir prendas que sean cómodas y transpirables, que nos permitan movernos bien para hacer el ejercicio de manera correcta. En cuanto al calzado, debemos elegir unas zapatillas que se adapten bien al pie (que no queden grandes, pero tampoco pequeñas) y que sean acordes al deporte que vamos a realizar.

Asimismo, muchas veces tenemos la mala costumbre de no descansar lo suficiente cuando hacemos deporte. Es necesario dejar que los músculos se recuperen, por lo que hay que establecer unos días de descanso a la semana.

También, un error que se repite mucho es no hidratarse de manera correcta. Cuando hacemos deporte, nuestro cuerpo pierde muchos líquidos, por lo que debemos hidratarnos bien antes, durante y después de la práctica deportiva. De lo contrario, podríamos llegar a sufrir deshidratación.

Por otro lado, a menudo solemos olvidarnos de calentar antes de empezar a hacer deporte. Este aspecto es muy importante ya que, además de preparar el cuerpo tanto física como psicológicamente, nos ayuda a prevenir lesiones. De igual forma, los estiramientos antes y después de realizar deporte deben formar parte de la rutina deportiva.

Por otra parte, en muchas ocasiones, solemos realizar ejercicio incluso con alguna molestia. No debemos hacer esto bajo ningún concepto. Si tenemos dolor o inflamación en alguna parte del cuerpo, debemos acudir al especialista para que una valoración. Lo primero es la salud y, cuando ya nos hayamos recuperado al 100%, podremos retomar la actividad deportiva.