Ante los primeros síntomas de la enfermedad (fiebre, tos y dificultad respiratoria), hay que tomar las medidas oportunas cuanto antes

SI crees que tienes coronavirus, debes quedarte en casa, aplicar medidas de aislamiento (ver más abajo) y avisar a los servicios sanitarios de tu comunidad.

Saber cómo actuar ante el coronavirus es clave tanto para quien lo padece como para las personas de su alrededor.

Por ello, ante los primeros síntomas de la enfermedad (fiebre, tos y dificultad respiratoria), hay que tomar las medidas oportunas cuanto antes.

En este sentido, lo primero que hay que hacer ante la sospecha de padecer coronavirus es aislarse en una habitación con ventana y la puerta cerrada. En caso de que fuera posible, la habitación también debería disponer de baño propio.

Para mantenerte comunicado con tu familia, ten disponible un teléfono móvil. De esta manera, podrás informales de lo que necesites y de cómo va la evolución de tus síntomas. En caso de que te encontraras peor o tuvieras sensación de falta de aire, llama al 112 o al teléfono habilitado en tu comunidad autónoma.

Si tienes fiebre, toma paracetamol para controlarla y ponte paños húmedos en la frente. También es bueno darse una ducha con agua templada y beber abundante líquido.

Para evitar la propagación del virus, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan usar mascarilla facial cuando se esté cerca de otras personas.

Cuando tosas o estornudes, cúbrete la boca y nariz con la parte interna del codo o con un pañuelo desechable y tíralo inmediatamente a la basura.

Asimismo, lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón sigue siendo una de las recomendaciones principales, especialmente después de sonarse la nariz, toser o estornudar. Un desinfectante para manos a base de alcohol también es una buena opción.

En el hogar, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades aconsejan que la persona enferma no comparta platos, vasos, utensilios para comer, toallas o ropa de cama con otras personas.

Asimismo, después de utilizar estos artículos, hay que lavarlos bien con agua y jabón y meterlos en el lavavajillas.

Por otro lado, la persona con coronavirus deberá limpiar todos los días las superficies de alto contacto en su zona de aislamiento: puertas, mesas, sillas… es decir, todo lo que toque.

Por último, desde el inicio de los síntomas y siempre que el cuadro clínico se haya resuelto, se recomienda mantener el aislamiento durante 14 días.