La alergia puede aparecer en cualquier momento de la vida, pero suele comenzar a partir de los 5-6 años

La alergia, es una afección que, pese a estar presente en todas las estaciones del año, se acrecienta en primavera debido a las grandes cantidades de polen en el ambiente.

Los síntomas más característicos son: congestión, estornudos frecuentes, picor en la nariz o paladar, ojos llorosos y, en menor medida, tos.

Según la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, aunque la alergia puede aparecer en cualquier momento de la vida, suele comenzar a partir de los 5-6 años y sus síntomas tienden a disminuir a partir de los 40.

Por otro lado, desde la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica señalan que las enfermedades alérgicas por el polen afectan a más de ocho millones de personas en España y, aunque los primeros síntomas empiezan a sentirse en el mes de marzo, es en abril, mayo y junio cuando alcanzan su pico más alto.

CLAVES PARA COMBATIR LA ALERGIA

Seguir una serie de rutinas preventivas puede evitar, en cierto modo, que la alergia primaveral no afecte tanto.

Para empezar, la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica recomienda evitar salir al campo y las actividades al aire libre en los días ‘’pico’’.

También aconsejan ventilar la vivienda al mediodía y por poco tiempo y luego cerrar las ventanas inmediatamente para evitar que entre el polen.

Igualmente, otra recomendación imprescindible es la de llevar siempre gafas de sol cuando se salga a la calle, ya que estas protegen los ojos del polen.

Extremar la higiene de manos y rostro se vuelve fundamental, al igual que limpiar de manera frecuente la nariz y los ojos con agua.

De igual forma, se recomienda evitar desplazamientos en moto o bicicleta, y cuando se viaje en coche, mejor hacerlo con las ventanas subidas.

La Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología también recomienda darse una ducha nada más llegar de la calle para eliminar el polen que hubiese quedado impregnado en el cabello.

Por último, si tu profesional médico te ha prescrito ciertos medicamentos para tratar la alergia, deberás seguir sus indicaciones y tomar las dosis recomendadas.