Te damos algunas pautas para que te valores más y te sientas mejor contigo mismo

La autoestima es la forma en la que nos valoramos a nosotros mismos, y de la que dependen en gran medida las decisiones, acciones y reacciones que dirigen nuestra vida.

Tener una valoración negativa de uno mismo puede venir por muchos factores: experiencias duras en la infancia, problemas laborales, pérdidas cercanas, exclusión y soledad, discriminación, discapacidad o por una personalidad hiperperfeccionista.

Cuando se tiene baja autoestima se tiene mayor riesgo de sufrir insomnio, ansiedad, depresión, adicciones e, incluso, trastornos alimentarios (bulimia, anorexia).

Decálogo para subir la autoestima

1. Sé indulgente contigo: reconoce tanto tu valía como tus limitaciones. Si no puedes hacer algo solo, pide ayuda. Y cuando puedas, ofrécele tu apoyo a esa persona.

2. No te compares: cada persona es diferente y única. No vas a ser más ni mejor por parecerte a otro.

3. Evita las respuestas negativas: intenta hablar siempre en positivo. Es contagioso.

4. Aliméntate bien: si tu cuerpo funciona correctamente y te sientes mejor físicamente, tu visión del mundo cambiará.

5. Haz ejercicio físico: el deporte segrega endorfinas, que te harán sentirte más feliz. Además, te enseña a superar obstáculos, ponerte metas y descansar mejor.

6. Sé agradecido: al final del día dedica unos minutos a reflexionar, meditar y agradecer lo que tienes. Te sentirás reconfortado y evitará la autocrítica.

7. Aprende a decir ‘no’: defiende de manera asertiva y educada tus argumentos, pero hazlo. Así no sentirás que se aprovechan de ti.

8. Expresa tus sentimientos: al verbalizarlos (sobre todo los negativos, como celos o envidia) es posible que te des cuenta de su inutilidad y podrás superarlos mejor.

9. Perdónate: vas a seguir cometiendo errores y aceptarlos es el primer paso para aprender. El perdón es fundamental para estar en paz y vivir un poco más feliz.

10. Modera las críticas: si aprendes a no criticar a los demás, serás también más compasivo contigo mismo.

"Ser bello significa ser tú mismo. No necesitas ser aceptado por otros. Necesitas aceptarte a ti mismo" monje budista Thich Nhat Hanh.