En la boca habitan una serie de bacterias que, normalmente, se mantienen bajo control si llevamos una higiene bucal en condiciones

Llevar una buena salud bucodental ya no es solo cuestión de estética, sino una medida de prevención para evitar diversas enfermedades.

Y es que en la boca habitan una serie de bacterias, que, normalmente, se mantienen bajo control si llevamos una higiene bucal en condiciones. Sin embargo, en el momento en el que las bacterias perjudiciales proliferan fuera de control, se podrían producir infecciones en las encías, además de otros muchos problemas bucales.

PROBLEMAS BUCALES FRECUENTES CAUSADOS POR UNA HIGIENE DEFICIENTE

  1. Caries.Tal y como informa la Organización Mundial de la Salud, esta se produce cuando la placa bacteriana formada en la superficie del diente convierte los azúcares libres contenidos en alimentos y bebidas en ácidos, lo que hace que con el paso del tiempo se disuelva el esmalte dental y la dentina. Por otro lado, la ingesta frecuente de azúcares y la exposición insuficiente al flúor pueden provocar ruptura de las estructurales dentales y, como consecuencia, propiciar el desarrollo de caries, y dolor.
  2. Gingivitis. Se trata de una inflamación de las encías causada, por lo general, por la acumulación de placa bacteriana sobre los dientes. Entre los síntomas más frecuentes se incluyen: sangrado y enrojecimiento de las encías, dolor e hinchazón.
  3. Periodontitis. Es una infección de las encías que puede dañar el tejido blando y destruir, a su vez, el hueso que sostiene los dientes. Se suele dar por una higiene bucal deficiente y los síntomas más comunes que permiten identificarla son unas encías inflamadas, sensibles y que sangran con facilidad.
  4. Pérdida de dientes. Aunque no está ocasionada por una mala higiene bucal como tal, sí que es la consecuencia de otros problemas bucales como las caries dentales y la periodontitis.
  5. Halitosis. También conocida como mal aliento, la halitosis suele darse por la acumulación de bacterias o restos de comida en la boca o entre los dientes. No obstante, a pesar de que la mala higiene bucal es una de las principales causas de la halitosis, también puede estar provocada por otras patologías.