El modo en que nos sentimos afecta, en gran medida, a todos los aspectos de nuestra vida: desde las relacionales laborales hasta las relaciones sociales

La autoestima es el conjunto de pensamientos, sensaciones y sentimientos que tenemos sobre nosotros mismos; la valoración que hacemos basándonos en las experiencias vividas.

El modo en que nos sentimos afecta, en gran medida, a todos los aspectos de nuestra vida: desde las relacionales laborales hasta las relaciones sociales. Nuestras respuestas a los acontecimientos dependen de quién y qué pensamos que somos.

Según el libro ‘’Cómo mejorar su autoestima’’, tener alta autoestima significa sentirse apto para la vida, es decir, capaz y valioso. Por el contrario, una autoestima baja significa sentirse inútil para la vida, no con respecto a un asunto, sino como persona.

¿CÓMO MEJORAR LA AUTOESTIMA?

Existen pasos encaminados a mejorar la autoestima, ya sea con la ayuda de un profesional o por nosotros mismos.

En este sentido, una de las principales claves es la de dejar de tener pensamientos negativos sobre uno mismo. Para ello, en lugar de centrarte en tus defectos, empieza a pensar en tus virtudes y aspectos positivos que permitan contrarrestar lo malo.

También, evalúa los logros conseguidos a lo largo de la vida, ya que esto te permitirá valorarte de forma más inmediata.

Asimismo, el Instituto Europeo de Psicología Positiva recomienda buscar el origen de la baja autoestima. Y es que, para mejorarla, es imprescindible, en primer lugar, saber qué es lo que la causa.

Otro paso fundamental es fijarse metas realistas. Piensa qué te gustaría conseguir y diseña un plan para hacerlo posible. Si fracasas, no te culpes, aprende de los errores y busca otra manera de conseguirlo.

De igual forma, según Rady Children’s Hospital San Diego, identificar lo que se puede cambiar y lo que no es otra manera de mejorar la autoestima. Si algo no te hace feliz y puedes cambiarlo, empieza ahora. Por el contrario, si algo no te gusta, pero no está en tus manos poder cambiarlo (como tu estatura, por ejemplo), empieza a trabajar para quererte y aceptarte tal y como eres.

El ejercicio físico también juega un papel clave. El Instituto Europeo de Psicología Positiva señala que un estudio demostró que el deporte de mediana intensidad incrementa la autoestima a corto plazo.

Por último, perdónate por todo aquello que consideres que has hecho mal. Sé comprensivo contigo mismo y deja de juzgarte por tus errores.