Los excesos acumulados durante las fiestas de Navidad pueden favorecer un aumento del colesterol de hasta un 10%

Aunque este año va a ser un poco diferente por el Coronavirus, y vamos a tener que restringir la interacción social, la Navidad sigue siendo la época preferida de muchas personas. Reencuentros familiares, quedadas con amigos, regalos… Todos esos factores hacen que las fiestas navideñas sean muy especiales.

Sin embargo, algo que también caracteriza mucho a esta época del año son las comidas copiosas, un mayor consumo de alcohol y una reducción de la práctica de actividad física. Todo ello hace que, durante estas fechas, los españoles engorden de media entre 3 y 5 kilos.

Y no solo eso, ya que, según la Fundación Española del Corazón, los excesos acumulados durante las fiestas de Navidad pueden favorecer un aumento del colesterol de hasta un 10%.

CONSEJOS PARA UNAS FIESTAS MÁS SANAS

Para que esto no suceda y podamos disfrutar de la Navidad sin descuidar nuestro bienestar y salud, debemos tener en cuenta algunas pautas importantes:

  • Haz las cinco comidas diarias: El desayuno, el almuerzo, la comida, la merienda y la cena no deben suprimirse bajo ningún concepto, ya que seguir esta rutina alimenticia evita que dejemos pasar mucho tiempo sin comer y nos demos atracones.
  • Elabora un menú semanal saludable: Si haces esto, tendrás un mayor control de lo que comes. Opta por alimentos cocinados a la plancha, hervidos o al horno, y evita los procesados.
  • No abuses de los dulces: Sabemos que son típicos en estas fechas, pero no deben consumirse en exceso, ya que tienen mucho azúcar. Sácalos solo en las ocasiones especiales y después guárdalos en un sitio que no tengas a la vista para evitar tentaciones de comer más.
  • No te pases con el alcohol y mantén tu cuerpo hidratado: Un consumo excesivo de alcohol es perjudicial para la salud, por lo que, si bebes, lo mejor es que lo hagas de forma responsable y moderada, sin excederse. Asimismo, para mantener el cuerpo hidratado, debes beber entre 1,5 y 2 litros de agua al día para funcionar correctamente. También puedes tomar algunas infusiones digestivas de manzanilla, cardamomo o jengibre.
  • Haz ejercicio: Durante esta época del año solemos descuidar el ejercicio físico y, sin embargo, es cuando más deberíamos incrementar la práctica deportiva para mantener el equilibrio entre ingesta y consumo calórico. Para ello, basta con que hagas ejercicio entre 30 y 60 minutos al día. Correr, andar, montar en bicicleta, nadar… Las opciones son infinitas.