El chocolate negro, al tener mayor porcentaje de cacao, aporta más fibra y energía

El chocolate, además de destacar por su increíble sabor, también destaca por sus beneficios para la salud. Y es que, a pesar de que muchos creen que el chocolate es perjudicial para el organismo, numerosas investigaciones han demostrado las propiedades saludables de este superalimento.

Eso sí, hay que tener en cuenta la cantidad y el tipo de chocolate que se consume. La Fundación Española del Corazón destaca, así, el consumo de chocolate en pequeñas porciones; basta con unos 6 gramos al día.

En cuanto al tipo de chocolate, cuanto más cacao tenga, más saludable será. Así, el chocolate negro, al tener mayor porcentaje de cacao, aporta más fibra y energía. Lo recomendable es que este tipo de chocolate tenga un 70% o más de cacao en su composición.

Sobre el chocolate con leche, según la Organización de Consumidores y Usuarios, al llevar leche, tiene más calcio y proteína que otro tipo de chocolate.

Por otro lado, el chocolate blanco no es chocolate como tal, sino una mezcla de manteca de cacao grasa con leche en polvo y azúcar. Al tener mayor cantidad de azúcar que el negro, es más dulce y tiene más grasa. Además, la Organización de Consumidores y Usuarios subraya que este tipo de chocolate tiene una textura más blanda y menos crujiente que el resto.

Existe, asimismo, aunque es poco frecuente verlo y no es tan consumido por la población, el chocolate rosa. Este no se obtiene mediante colorantes, no tiene ningún tipo de aditivos y su sabor es bastante particular.

También está el cacao soluble, que se caracteriza por tener una gran cantidad de azúcar (60-75%) y una pequeña cantidad de cacao (en torno al 20%).

Teniendo en cuenta todo esto, el chocolate negro es, sin duda, el más beneficioso para el organismo. No obstante, la Fundación Española del Corazón resalta la importancia de seguir una alimentación equilibrada y realizar ejercicio de forma habitual para aumentar las propiedades del chocolate.