Aprende a preparar nuevas bebidas sabrosas y vitamínicas, y combate el calor del verano.

Este verano el calor puede apretar fuerte, por lo que el cuerpo necesita hidratarse para rendir al 100 %. Y es que de ello depende el buen funcionamiento del organismo, la mejora del rendimiento físico y mental, y nuestra salud y bienestar global.

El agua es el protagonista absoluto a la hora de asegurar una adecuada hidratación, aunque existen otras muchas opciones refrescantes, a la vez que saludables. Una alternativa sana, hidratante y nutritiva son los batidos de frutas, que nos aportan fibra, minerales y vitaminas.

Estos refrescantes siropes se elaboran básicamente con fruta y leche, y se acompañan de frutos secos, cacao o canela para decorar y texturizar. En realidad, son una opción recomendada siempre y cuando estén elaborados con alimentos naturales y frescos.

Preparar batidos de frutas paso a paso

Fruta madura: opta por escoger aquellas piezas de fruta más maduras (mejor, de temporada), ya que tienen un gusto más concentrado y endulzarán más la bebida de forma natural, sin necesidad de agregar azúcar. Si prefieres, puedes hacer zumo con ellas. 

Leche: si la fruta es muy jugosa (piña, sandía o melón) o usas su zumo, mejor escoge yogur, que le aportará una textura cremosa. Si la fruta es más consistente (manzana, melocotón, plátano) emplea leche (o bebida vegetal) para que sea más bebible. 

Textura: para evitar que el batido quede demasiado líquido, vierte la leche o el yogur poco a poco. Primero cubriendo los trozos sólidos y, luego, el resto hasta lograr la textura perfecta. A continuación, bátelo todo con un robot de cocina durante 2 minutos.

Toppings: añade los ingredientes que más te gusten (cacao, avellanas, coco, frutos del bosque, cereales, semillas de sésamo…) para enriquecer, decorar y darle una textura crujiente al batido. Eso sí, no agregues más de 4 o taparás el verdadero sabor frutal.

4 recetas de batidos de frutas

Batido de crema de manzana y fresas: lava las frutas y trocéalas. Colócalas en el vaso de la batidora y tritúralas agregando zumo de naranja y leche de soja hasta lograr una textura homogénea. Sírvelo frío y decorado con trocitos de fresa.

Batido de mango: coloca en una taza de yogur natural media taza de mango picado y otra media de hielo. Bátelo con la batidora y sírvelo frío.

Batido de sandía, nectarinas y peras: pela las 3 frutas, quítales las pepitas y trocéalas. Añade un yogur y tritúralo todo junto hasta que quede uniforme. Puedes decorarlo con trocitos de sandía natural casi helada.

Batido de plátano, nectarina y fresas: bate las 3 frutas con su propio zumo y la mitad de la leche de almendras. Después, ve añadiendo más leche hasta obtener una buena consistencia.

Estas bebidas sencillas, rápidas y coloridas pueden ser un tentempié sanísimo. Recuerda combinar una buena hidratación con una alimentación variada y actividad física regular.