La ingesta elevada de alimentos y bebidas con un alto contenido en azúcares añadidos puede favorecer el sobrepeso, las caries dentales y otras patologías

Para llevar una alimentación saludable, además de consumir los alimentos adecuados, debemos evitar aquellos otros que no proporcionan beneficios para la salud.

Es el caso de los azúcares, que según señalan desde la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria, la ingesta elevada de alimentos y bebidas con un alto contenido en azúcares añadidos puede favorecer el sobrepeso, las caries dentales y otras patologías.

Por esta razón, se aconseja no superar el aporte del 10% de la energía diaria a partir de los azúcares libres, que son aquellos que incluyen los monosacáridos y los disacáridos añadidos a los alimentos y las bebidas, más los azúcares que están presentes de forma natural en la miel, jarabes, jugos de frutas y concentrados de jugos de frutas.

Asimismo, la Sociedad Española de Nutrición recomienda limitar el consumo de grasas saturadas presentes en embutidos, carnes, productos de pastelería, grasas lácteas de carácter convencional y bollería.

De igual forma, hay que evitar, en la medida de lo posible, aquellos productos elaborados a base de aceites refinados de coco, palma y palmiste. Para ello, se deben priorizar los que incorporen aceite de oliva, girasol, colza o grasa láctea.

A todo lo anterior se le suma la importancia de restringir el consumo en exceso de margarinas u otros untables ricos en grasas procesadas.

ALIMENTOS QUE SÍ DEBEN CONSUMIRSE:

-Frutas y verduras. Proporcionan agua, vitaminas, minerales y grandes cantidades de fibra.

-Legumbres. Nos aportan fibra, vitaminas, hidratos de carbono, minerales y proteínas.

-Pescados y mariscos. Son fuente de proteínas, vitamina D y yodo, y son ricos en ácidos grasos poliinsaturados omega-3.

-Carnes. Aportan proteínas de alto valor biológico, vitamina B12, hierro, potasio, fósforo y zinc.

-Frutos secos. Tienen efectos antioxidantes y aportan ácidos grasos insaturados y fibra.

-Cereales. Son alimentos ricos en hidratos de carbono complejos, fibra, vitaminas del grupo B y minerales. También contienen proteína de buena calidad y su contenido en grasa es muy bajo.