El nuevo código nutricional de los envasados puede ayudarnos a elegir productos más sanos

El Ministerio de Sanidad ha implantando recientemente el Etiquetado Nutricional Frontal, que en pocos meses servirá de referencia de la calidad nutricional de los alimentos y bebidas, siguiendo las recomendaciones de la OMS y la UE.

Esta información permite comparar productos semejantes de forma sencilla y optar por aquellos productos más saludables.

El código Nutriscore consiste en un gráfico con coloración gradual del verde al rojo en cinco niveles al estilo de un semáforo. Cada alimento destaca el color que le corresponde en función de su contenido en azúcares, grasas saturadas, sal, calorías, fibra y proteínas. Los colores verdes identificarán los alimentos más sanos y los rojos, los de menor calidad nutricional.

Sin embargo, aunque el Nutriscore puede orientarnos a la hora de optar por un envasado u otro, una cesta repleta de productos con etiqueta ‘verde’ no es la solución más recomendada. Y es que los procesados no deben sustituir nunca a los frescos.

Valor nutricional de los alimentos

Los alimentos proporcionan las vitaminas, los minerales, fibra, proteínas y otros principios necesarios para el organismo y la flora intestinal.

Para una salud óptima es importante escoger alimentos frescos y con valor nutricional, y descartar aquellos ultraprocesados (con azúcares refinados, grasas saturadas, sal, aditivos…) que pueden llegar a provocar enfermedades en un futuro (diabetes, enfermedades cardiovasculares, hipertensión, obesidad, ciertos tipo de cáncer, etc.).

De esta manera, una alimentación sana y nutritiva es aquella que nos brinda alimentos que nos ofrece la naturaleza en su estado más simple y menos manufacturado (frutas, verduras, semillas, etc.)

Intenta consumir más fibra, vitamina A, vitamina C, calcio y potasio todos los días, puesto que son nutrientes esenciales para mantener una salud fuerte.