Conoce la bebida con leche caliente y especias, que ha revolucionado las redes sociales

El insomnio es el trastorno de sueño más frecuente en la población y uno de los motivos de consulta más habituales en las visitas médicas, según el Consejo General de Médicos de España.

Los expertos recomiendan seguir una higiene de sueño saludable, con horarios regulares, ejercicio físico y alimentación adecuada, y si persiste consultar con un profesional sanitario, para tratar las dificultades para dormir.

3 Bebidas ‘Moon Milk’

Además de estas medidas, existen otras soluciones populares que pueden favorecer el sueño, como tomar leche caliente antes de dormir. ‘Moon Milk’ sería la nueva versión del tradicional vaso de leche pero infusionado con hierbas y especias.

Esta tendencia foodie que circula por Internet tienes sus orígenes en la medicina Ayurveda india, que considera la leche caliente un remedio ancestral para el insomnio.

1. Golden Moon Milk: calienta una taza de leche y revuelve mientras añades 1/2 cucharadita de canela, 2 vainas de cardamomo, 1/2 de cúrcuma, nuez moscada, una pizca de pimienta negra, 1 cucharada de aceite de coco y una pizca de ashwagandha (ginseng indio). Baja el fuego y deja que se cocine 5 minutos. Cuando la leche esté tibia, filtra la infusión y endúlzala con miel.

2. Pink Moon Milk: en una olla a fuego lento agrega 2 tazas de leche de almendra, 2 cucharaditas de remolacha en polvo, 1/2 cucharadita de cúrcuma, 1 cucharadita de aceite de coco, 1 pizca de canela y 1 cucharadita de miel. Bate todo y, luego, vierte en una taza.

3. Blue Moon Milk: en una cacerola a fuego medio mezcla 1 taza de leche con 1 cucharada de jarabe de arce, 1 cucharadita de polvo de flor de guisante de mariposa (azul), 1/4 cucharadita de canela molida y una pizca de nuez moscada molida. Deja que las especias se disuelvan y retira antes de que hierva la leche.

Aparte de estas recetas, también puedes prepararte una infusión relajante de melisa o tila,  y añadir leche en lugar de agua.

Todas las personas necesitamos dormir al menos 7 horas de sueño para sentirnos bien.