Nos quitan la sed, nos sacian con pocas calorías y están repletas de vitaminas

Cuando empieza el verano el cuerpo nos pide alimentos fríos y refrescantes, que nos hidraten, nos quiten la sed y nos sacien. Lo bueno es que esta estación nos brinda nuevas frutas, apetitosas y acuosas que, además, nos reportan muchos beneficios para nuestro bienestar.

Las frutas de temporada, como el melón y la sandía ahora, suelen ser más económicas, más respetuosas con el medio ambiente y más ricas en sabor. En este artículo te contamos las ventajas de estos productos y proponemos dos recetas que te ayudarán a hacer frente al calor.

Por qué comer sandía y melón

– Hidratan mucho: la principal característica de estas frutas es su capacidad de almacenar gran cantidad de agua. Es el 93% de la composición de la sandía y el 90% de la del  melón. Esto las convierte en unas valiosas fuentes de hidratación en verano.

– Aportan pocas calorías: por su disolución, estas frutas contiene muy pocas calorías, y en su lugar, muchos nutrientes beneficiosos. 100 gramos de sandía apenas suman 32 kcal, mientras que 100 gr de melón son 35 kcal.

Son ricos en antioxidantes: la sandía posee un alto porcentaje en licopeno, componente que le da el color rojo, y que ayuda a reducir el colesterol. Además, como el melón, tiene vitaminas y minerales saludables que nos ayudan a equilibrar el sistema nervioso, proteger el aparato digestivo y a cuidar la piel.

Recetas veraniegas con frutas

El melón y la sandía son auténticos tentempiés dulces y bajos en calorías, que permiten mantener unos niveles estables de azúcar en sangre y que reducen la sensación de hambre.

Gazpacho de sandía: tritura medio kilo de pulpa de sandía, un diente de ajo, medio pimiento rojo y una cucharada de vinagre. Añade dos cucharadas de aceite de oliva poco a poco mientras bates la mezcla. Sala al gusto y sirve frío (con hielos, si quieres). Gazpacho de sandía

Ensaladas con melón: una manera muy decorativa de servir melón es elaborar pequeñas bolitas, con la ayuda de una cuchara o con el utensilio para las bolas de helados. Colócalas encima de la ensalada. Ensaladas con melón