Averigua cómo mejorar tu estado anímico con algunos productos alimenticios.

La alimentación juega un papel fundamental en nuestro cuerpo y mente. Influye en nuestra salud, aportándonos nutrientes y vitaminas esenciales para el buen funcionamiento del organismo y condiciona, a su vez, nuestro estado de ánimo.

Se ha demostrado que ciertos nutrientes activan los mediadores cerebrales que nos elevan el estado anímico, aumentan nuestro confort y favorecen una mejor autoestima. Así, los niveles altos de serotonina en el cerebro producen sensación de satisfacción y bienestar general.

El sistema nervioso central necesita glucosa y triptófano para sintetizar serotonina y garantizar su buen estado. En cambio, cuando desciende el nivel de este componente en la sangre (por estrés o por falta de alimento) provoca malestar, nervios y mal humor. Según un estudio realizado por la Universidad de Cambridge, cuanta más serotonina, mejores decisiones tomamos, puesto que esta nos vuelve más sociables e involucrados en asuntos sociales.

Conocida como la hormona de la felicidad, la serotonina es fabricada por el cuerpo de forma natural. Pero con una alimentación adecuada podemos aumentar sus concentración en el organismo, logrando una mayor sensación de bienestar. Para ello, tenemos que potenciar, sobre todo, el consumo de vitamina B, vitamina C, magnesio y triptófano.

7 Alimentos que mejoran el estado de ánimo

  1. Plátano

Esta fruta es rica en triptófano y magnesio, minerales necesarios para la formación de neurotransmisores vitales como la serotonina. Estudios recientes han concluido que comer dos o tres plátanos al día mejora el humor de las personas, por lo que han llegado a denominar este vegetal como el “antidepresivo natural”.

        2.Nueces

Su alto contenido en triptófano, magnesio y vitamina B la convierten en un alimento imprescindible en la dieta tanto para elevar nuestro temperamento como para tener una salud cardiovascular óptima. Científicos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos aconsejan ingerir entre 7 y 9 nueces al día para la buena salud del sistema nervioso.

  1. Espinacas

Son verduras con gran cantidad de vitaminas del grupo B, por lo que su consumo favorece la fabricación de serotonina, clave para nuestro bienestar. Además, son muy recomendables en pacientes diabéticos por su bajo índice glucémico y su alto contenido en fibra y agua.

  1. Jamón de bellota

Es uno de los productos ibéricos con más prestigio del país y no es para menos. Posee cualidades nutricionales extraordinarias para el organismo: su grasa tiene la misma calidad que la del aceite de oliva, aparte, es rico en proteínas, vitaminas del grupo B y minerales, sustancias esenciales para la síntesis de serotonina.

  1. Leche

Cuando nuestras madres nos decían que tomáramos un vaso de leche antes ir a dormir, no les faltaba razón. Y es que, gracias su cantidad de triptófano, la leche facilita la relajación y mejora nuestro ánimo, ayudándonos a calmarnos mentalmente. Si prefieres, puedes tomar leche desnatada, contiene menos calorías y mantiene la misma proporción de triptófano.

  1. Cerezas

Una investigación de la Universidad de Michigan ha demostrado que comer 20 cerezas al día puede ser más efectivo para tratar la tristeza y el mal humor que tomar fármacos. Esto es así porque las cerezas tienen elevadas dosis de antioxidantes y melatonina, la hormona que regula el sueño y que tiene, además, propiedades calmantes.

  1. Cacao

¿Por qué cuando estamos tristes nos apetece chocolate? Porque solo con un bocado, percibimos una gran sensación de placer, debido a que, como respuesta a impactos de placer gustativo, se produce en el organismo endorfina, que inhibe la transmisión del dolor, pero también por otros minerales del chocolate. En su composición hay magnesio, hierro, calcio, potasio, vitaminas del grupo B, teobromina y serotonina, de ahí que se recomiende ingerir, de forma moderada, para mejorar el estado anímico.

Aunque los alimentos pueden ayudarnos a mejorar nuestro humor, nunca serán un tratamiento ante patologías diagnosticadas como la depresión.

Recuerda que para sentirse bien por dentro y por fuera es importante seguir una dieta saludable y equilibrada, como la mediterránea.