Bermellonas, apetitosas y muy nutritivas. ¡Descubre los beneficios de la fruta del momento!

Las fresas son uno de los principales alimentos de la temporada de primavera, que podemos encontrar desde marzo hasta finales de agosto. Son sabrosas, brillantes y aromáticas, por eso gustan tanto a niños y adultos, pero además nos brindan numerosos beneficios para la salud.

Propiedades de la fresa

  1. Diurética: ayudan en la retención de líquidos, ya que están compuestas por un 85% de agua. La infusión de sus hojas y raíces favorece la eliminación de residuos (como el ácido úrico) del organismo. Resultan idóneas para mantener un peso saludable y prevenir la obesidad, puesto que sacian con pocas calorías.
  2. Antioxidante: contienen un alto porcentaje de vitamina C, bioflavonoides y antocianinas, que le confieren cualidades para actuar contra los radicales libres, responsables del desarrollo de muchas enfermedades y del envejecimiento celular.
  3. Analgésica: poseen cerca de 30 componentes antiinflamatorios y analgésicos, entre los que destacan el ácido salicílico, la vitamina C, omega 9 y minerales, como el magnesio y el cobre.
  4. Regula el colesterol: su gran cantidad de antioxidantes, así como de lecitina y pectina, la convierten en un alimento recomendable para reducir el colesterol en sangre, mejorar la salud de los vasos sanguíneos y rebajar la presión arterial.
  5. Cosmético natural: son un remedio útil para curar llagas y heridas, así como para cuidar la salud de la piel, gracias a sus capacidades antibacterianas y vulnerarias. De hecho, su jugo se emplea en múltiples cosméticos para el cutis.

Recetas con fresas

– Carpaccio de fresas y naranjas

Pela 2-3 naranjas, córtalas en rodajas, como las fresas. Aparte, mezcla zumo de naranja con un chorrito de vinagre, un chorrito de aceite, una cucharadita de azúcar y una pizca de canela. Riega el carpaccio con el zumo y decora con unas hojas de menta. Carpaccio de fresas y naranjas

– Ensalada de fresas y pollo

Prepara una cama de berros o canónigos. Coloca encima unas fresas laminadas. Añade una pechuga de pollo a la plancha en daditos y, si quieres queso feta o de cabra. Prepara un aliño con aceite de oliva, vinagre, miel y sal, y luego riega el plato. Ensalada de fresas y pollo

Recuerda que las fresas son alimentos, no medicamentos. No hacen milagros, pero pueden ayudarnos a llevar una alimentación más saludable.