Esta técnica de refrigeración requiere de fluidos limpios, facilitados por proveedores serios.

La criobiología es la rama de la biología que estudia los efectos de baja temperaturas en seres vivos. La palabra, que proviene del griego “cryo” = frío, “bios” = vida, y “logos” = ciencia, describe la práctica en la que se focaliza esta disciplina, es decir, el estudio en el uso de la congelación para la conservación de sustancias biológicas, tejidos u órganos.

Desde hace décadas la ciencia está interesada en preservar el material biológico para una aplicación posterior, tanto en clínica como en investigación. Es por eso, que hoy día se requieren de este tipo de técnicas en las industrias farmacéutica, biotecnológica y cosmética. Así, por ejemplo, para los procesos de congelación de células madres en tratamientos de reproducción asistida se necesitan gases de alta pureza como nitrógeno limpio.

Claves de la criobiología

  1. Conservar muestras biológicas

Existen en el mercado una amplia variedad de contenedores de distintos tamaños, diseñados para usar en centros de inseminación, clínicas de fertilidad, bancos de esperma y óvulos, así como en centros de investigación biológico-sanitaria y laboratorios farmacéuticos. Estos envases son capaces de optimizar el consumo de gases puros, disminuyendo costes e incrementando su eficacia.

  1. Transportar las muestras

Las empresas especializadas en la fabricación, comercialización y distribución de gases para la criobiología, como Praxair, disponen de recipientes de menor capacidad para trasladar las muestras biológicas en  pequeños volúmenes de nitrógeno líquido y otros gases . Todos estos contenedores deben cumplir la regulación internacional sobre transporte de mercancías peligrosas por carretera, aire y ferrocarril.

  1. Congelar prototipos

El mercado especializado ofrece actualmente una extensa gama de congeladores que permiten asegurar la fiabilidad del enfriamiento de las muestras biológicas. En este procedimiento es fundamental respetar las diferentes etapas del descenso de temperatura del prototipo, por lo que es conveniente un proveedor de confianza.

  1. Higiene de envases

Con el fin de llevar a cabo un procedimiento criobiológico adecuado, es esencial contar con un servicio de desinfección y limpieza de recipientes criogénicos. Esto garantizará su buen funcionamiento y reportará seguridad a los clientes en la preservación de las muestras biológicas.

  1. Mantener los equipos

Los equipos criogénicos precisan de un mantenimiento adecuado para su correcto funcionamiento y longevidad. Por ello, es conveniente inspeccionar de forma regular los contenedores de gases puros, revisar los elementos de seguridad y comprobar su estado.

Praxair, líder en la fabricación y la distribución de equipos y gases especiales, atmosféricos y de proceso, cuenta con una completa oferta de servicios para la criobiología adaptados a las necesidades concretas de cada cliente, además, de su extensa gama de materiales para el transporte, almacenamiento, congelación y conservación de muestras.

Ayudamos a maximizar el bienestar de las personas y avanzar en la medicina del futuro.